Stephan Helmich

  • ¿Quién no queda cautivado cuando contempla esas hermosas cajas de los órganos rococó austriacos? Ligeras, llenas de luz, integradas con el edificio como si de parte de la decoración se tratara... Hoy vamos a visitar uno de ellos: Maria Langegg.